Home » Blog » La Iglesia de Santa Maria la Antigua

La Iglesia de Santa Maria la Antigua

Leopoldo La Pluie sigue con su recorrido por la ciudad…

Situada al lado de la catedral, sin duda su nombre se refiere a que se trata del edificio religioso más antiguo de la ciudad. Nada queda de su primitiva fábrica; la esbelta torre con remate piramidal y la galería lateral datan de comienzos del siglo XIII, y fueron levantados en estilo románico. La iglesia, de estilo gótico, ha sufrido numerosas reformas. En el siglo XIII se levantó un templo de tres naves rematadas en tres ábsides, pero en el año 1900 ese templo se hallaba en un estado tan ruinoso que se llevó a cabo una reforma radical. El interior está por completo desprovisto de las obras que en su día albergó; su retablo mayor, como hemos indicado, puede contemplarse en la vecina catedral.

No muy lejos de la Antigua, ya en el antiguo barrio de la Chancillería, se encuentra la iglesia de San Martín. La torre de este templo se asemeja a la de la Antigua, aunque carece del remate apiramidado que adorna a aquella. En una hornacina de la fachada existe un curioso altorrelieve que representa a San Martín entregando su capa a un mendigo. Dentro podemos contemplar, entre otras obras, un altorrelieve de la Piedad, obra de Gregorio Fernández. En la pila bautismal de San Martín fue bautizado el poeta don José Zorrilla, cuya casa-museo se encuentra muy cerca, en la calle de Fray Luis de Granada.

Por la calle del Prado adelante llegamos hasta el palacio de los Vivero. En su fachada hay una placa en que indica que el 14 de octubre de 1469 contrajeron matrimonio en secreto Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón, los Reyes Católicos. Con posterioridad, en el palacio se ubicó la sede de la Real Audiencia y Chancillería, cuya necesidad de espacio para los archivos motivó la realización de varias ampliaciones, hasta que se unió al edificio de la cárcel, levantada a partir de 1678, donde se recluía a los presos en espera de juicio. Hoy el severo edificio de la cárcel no alberga presos sino libros y salas de estudio: se trata de la Biblioteca Universitaria Reina Sofía.

Frente a la Chancillería se encuentra el convento de las Descalzas Reales, edificio trazado por Francisco de Mora y Diego de Praves. La iglesia es de una sola nave con crucero y cúpula. Es interesante su retablo, obra de Juan de Muniategui, que dispuso el espacio para la colocación de numerosos lienzos con escenas de la Virgen y varias esculturas de Gregorio Fernández.

Deja un comentario